Embarazo

Embarazo


Nutrición

 

Aprender cómo comer saludable te puede ayudar a cubrir los retos del segundo trimestre.
Tu bebé está aprendiendo a respirar, escuchar y patear.
Comer una dieta saludable es fácil.

 

 ¡Felicidades! Terminaste tu segundo trimestre. Ahora entrarás a lo que se conoce con frecuencia como los "meses de oro". Estás más ajustada al embarazo, tanto física como psicológicamente, y probablemente te estés sintiendo mejor. Así que, a seguir comiendo bien en los siguientes meses de tu embarazo

 

 

¿Qué está pasando ahí adentro?

 

Tu bebé está creciendo constantemente durante estos meses, y esto requiere de energía. Afortunadamente, tu apetito ha regresado, por lo que puedes comer lo que necesitas para sustentar su crecimiento. Aumentarás de 200 a 700 gramos por semana, para un total de 4 a 8.5 kilogramos este trimestre, Para lograr esto, seguirás requiriendo las mismas 300 kcalorías extras por día.

¿No estás segura de cómo obtener estas 300 kcalorías adicionales?


¿Qué tal una pequeña comida extra de una taza de leche descremada con cereal y una fruta pequeña? O ¿Comer un sándwich ligero de 60 gramos de jamón de pavo con mostaza en dos rebanadas de pan de trigo entero?, recuerda que la decisión es tuya y siempre debes de consultarlo con tu ginecólogo y nutriólogo.

Conforme tu cuerpo se prepara para sustentar una nueva vida, tu volumen sanguíneo, tejido del pecho y el volumen de agua se incrementarán sustancialmente.

 

De manera sorprendente, tu bebé ahora está almacenando hierro para usarlo en el futuro. La proteína que comes durante estos meses ayudará a que crezca de 700 a 1100 gramos hacia el final del segundo trimestre.
¿Cómo sabes si estás obteniendo bastantes nutrimentos de lo que comes?

 

Asegúrate que tu dieta sea variada, suficiente y equilibrada, procura usar de guía “El plato del bien comer”.También toma cualquier complemento prenatal que te recomiende tu médico, y asegúrate de que estás aumentando de peso correctamente. Recuerda que tu alimentación es la clave para un mejor desarrollo en tu bebé; por eso te recomendamos preguntes a tu Dr. por Enfamom de Mead Johnson.

 

Enfamom, es un suplemento alimenticio especial para el embarazo y el periodo de lactancia que te brinda proteínas, calcio, hierro y ácido fólico que tu cuerpo necesita y que como parte de una dieta balanceada, favorece el desarrollo de tu embarazo; así como en un futuro, la calidad de la leche materna.

 


Hábitos Saludables

 

 

Si estabas cansada durante tu primer trimestre, trata de hacer algo de ejercicio apacible ahora. Estudios demuestran que las mamás que tienen actividad física tienen menor probabilidad de parto prematuro. Así que puedes practicar ejercicios como la natación, yoga, la caminata u otras actividades que disfrutes tranquilamente. Pregúntale a tu médico, qué ejercicios son los más seguros para ti, y diviértete con el hecho de que todavía te puedes mover fácilmente.


Conforme tu cuerpo se prepara para sustentar una nueva vida, tus almacenes sanguíneos, tejido del pecho y el volumen de agua se incrementarán sustancialmente.

 


Nutrimentos para Crecer

 

Necesitas vitamina C para crear colágeno y también hierro, para tus tejidos en desarrollo. El hierro nutre la placenta y ayuda a incrementar tu suministro sanguíneo. El complemento de hierro se absorbe mejor con un alimento rico en vitamina C tal como el jugo de naranja.
De manera sorprendente, tu bebé ya está almacenando hierro para usarlo en el futuro. La proteína que comes durante estos meses ayudará a que crezca de 700 a 1100 gramos hacia el final del segundo trimestre.

 


Plato del bien comer y tú

 

 

¿Has oído hablar del Plato del bien comer? Es una gran referencia visual designada para ayudarte a obtener una dieta correcta. Algo que es particularmente importante para las mujeres durante el embarazo y después del parto.

 

  • Este esquema tiene como único propósito el ilustrar los grupos de alimentos y explicar a la población cómo conformar una dieta completa, equilibrada y lograr una alimentación saludable, para ello es necesario fomentar la combinación y la variación de alimentos.

  • Uno de los mensajes centrales recomienda que en cada comida, se incluya por lo menos un alimento de cada uno de los tres grupos y que, de una comida a otra o por lo menos de un día a otro, se cambien los alimentos utilizados en cada grupo. Sugiere comer muchas frutas y verduras, suficientes cereales, pocos alimentos de origen animal y la combinación de cereales y leguminosas.

  • Es importante aclarar que ningún grupo tiene mayor importancia que otro, pero si faltara algún grupo en la dieta por un tiempo prolongado muy probablemente se generarían deficiencias incompatibles con la salud y la vida.

  • En el Plato se evita dar recomendaciones de cantidades, ya que las necesidades nutrimentales difieren en forma muy notable con la edad, el tamaño corporal, el sexo, la actividad física y el estado en el que se encuentra la persona (crecimiento, embarazo, lactancia etc.) Por lo tanto no se recomiendan cantidades. (para mayores detalles consulta a tu nutriólogo).

  • Cualquier persona puede guiarse con el Plato del Bien Comer, tú puedes conseguirlo para poder consultarlo y enseñar a tu familia la importancia de combinar y variar los alimentos. Búscalo en www.google.com en imágenes como el plato del bien comer. O pide el Cartel de El Plato del bien Comer a Fomento de Nutrición y Salud, A.C. 5515 1939 en la Ciudad de México.


REFERENCIA:
Información: De cuadernos de Nutrición Volumen 26 Número 6 Nov Dic 2003
Imagen y texto de: www.escuelaparapadres.com

 


¿Cómo funciona?


El Plato del bien comer, esquematiza los grupos de alimentos a partir de los cuales debes basar tu dieta siendo el grupo de frutas y verduras el que abarca la mayor parte del plato y del cual deberás consumir la mayor cantidad posible. En segundo lugar el grupo de cereales los cuales deberás comer en cantidad suficiente, es decir ni mucho ni poco y finalmente el grupo de alimentos del grupo animal, los cuales debes comer en menor cantidad y las leguminosas que debe ser acompañadas por cereales siempre que las consumas.

 

Recuerda incluir en cada una de tus comidas (Desayuno, comida y cena) al menos una alimento de cada grupo.

La Leche Materna es el mejor alimento para su bebé.