Desarrollo del Bebé

Desarrollo del Bebé


    Características y recomendaciones para el bebé

 

Es importante que antes de recurrir a cualquier tipo de información acerca del desarrollo de tu bebé, consultes a tu pediatra para que lo revise y te explique las condiciones en las que se encuentra tu hijo.

 

Sin embargo, en general un bebé sano puede presentar las siguientes características:


     Características del Recién Nacido

 

       (Primeros 28 días de vida extrauterina)

 

Durante los primeros años de vida, el desarrollo del cerebro es determinante, así como la formación de huesos, dientes, músculos y tejidos.

 

     Peso/Talla

 

El peso y talla aproximado de un bebé a esta edad es alrededor de:

 

     Peso (kg) al nacer:

 

• Niña mín. 2.500 max. 3.600

 

• Niño mín 2500 max 3.800

 

  

        Talla (cm) al nacer:

 

• Niña mín. 47.7 max. 52.0

 

• Niño mín 48.2 max 52.8

 

 

 

Rangos de peso y talla de tu Bebé

En caso de que el peso y la talla de tu bebé no se encontrara dentro de estos rangos, lo mejor sería que lo consultaras con tu pediatra.

 

¿Es normal que baje de peso? Es normal que baje un poco de peso durante los primeros días, debido a que sus riñones inician su funcionamiento y empieza a eliminar ciertos líquidos.

 

¿Cuándo recupera su peso? A partir de los 10 días empezará nuevamente a subir de peso. Si no es así, consulta a tu pediatra.  

 

 

     Cabeza

 

¿Cuánto mide? Equivale aproximadamente a una cuarta parte del tamaño completo del cuerpo del bebé.

 

La circunferencia de la cabeza de un recién nacido sano, suele ser de alrededor de 34-36 cm.

                                                                         

     Fontanelas / Mollera

 

¿Qué son? La cabeza del bebé tiene dos áreas "blandas" llamadas fontanelas.

 

¿Dónde se ubican? La más grande está en el tope de la cabeza (fontanela anterior) y la otra en la parte de atrás (fontanela posterior).

 

Causa: Cuando el bebé nace, aún los huesos del cráneo no se han unido; por lo que las fontanelas funcionan de protección a éstos espacios. Además que ayudan a que el bebé pueda pasar por el canal de parto con mayor facilidad y provee espacio para que el cerebro continúe con su crecimiento.

 

¿Cuándo cierran? La fontanela que se encuentra en la parte de atrás de su cabecita (fontanela posterior) es muy pequeña y se cerrará alrededor del 3er. Mes; aunque el cráneo continuará su crecimiento y no estará totalmente unido hasta que termine el periodo más intenso del desarrollo cerebral, que es alrededor de los 18 meses. Y es en este mismo tiempo, cuando a más tardar ya deberá estar cerrada la fontanela frontal (anterior).

 

¿Se pueden tocar? Aunque estas áreas blandas son delicadas, las puedes tocar con cuidado al lavar con delicadeza su cabecita, ya que están protegidas por una piel gruesa.

 

Nota:

 

Considera lo siguiente: Cuando tu bebé duerme, la fontanela anterior o frontal se observa ligeramente hundida y puedes observar el pulso de tu bebé en esta área.

 

Cuando el bebé está llorando o puja para evacuar se puede observar tensa y ligeramente abombada o elevada y esto es normal.

 

Recuerda que si la fontanela se encuentra más hundida de lo habitual nos indica que el bebé está deshidratado, ofrécele con más frecuencia leche materna o incorpora un poco de líquido para hidratarlo.

 

Si observas la fontanela elevada, puede indicar un problema grave y en ambos casos deberás comunicarte con tu pediatra de inmediato.

 

     Cabello

 

      Mucho/poco cabello

 

Al momento del nacimiento, el bebé puede tener mucho cabello o una cantidad escasa. Cuando se presenta demasiado cabello en el bebé, días después se irá perdiendo con facilidad; sobre todo cuando no se cambia frecuentemente de posición y siempre se tiende a acostarlo de un solo lado, de esta forma, en el área de su cabecita que se apoya, se le formará una calva. Esta situación te puede preocupar, sin embargo debes saber que mucho de ese cabello es inmaduro y cambiará varias veces hasta alcanzar sus características definitivas de color, textura, grosor, cantidad, etc. lo que sucederá alrededor de los dos años de edad.

 

El color del cabello del recién nacido no es indicativo del color que tendrá más adelante, porque el cabello se puede aclarar u oscurecer con el tiempo.

 

Si tu bebé tiene rizos largos, se le caerán en unos días o unas semanas y le crecerá nuevo cabello.

 

Recomendación:

 

Aunque el cabello sea escaso, un cepillado suave activa la circulación sanguínea.

 

Se piensa que el "rapar" a los bebés ayudará a que tenga más cabello, sin embargo, no se tiene un sustento que lo confirme. Por ende, el riesgo podría ser lastimarlo y se recomienda no recurrir a esta práctica.

 

     La piel

 

Coloración: La piel del recién nacido generalmente es rosada.

 

Pigmentación: Las Áreas pardas o grisáceas "Manchas Mongólicas": generalmente se desvanecen durante el 1ro. o 2do. año de vida del bebé.

 

Textura: Al principio, la piel del recién nacido es un tanto seca, la desaparición de la vérnix caseosa; que es la grasita que lo cubría en el vientre, promueve la descamación de la piel.

 

Recomendación:

 

A pesar de que la piel tendrá un proceso de cambio acelerado en las primeras semanas, es importante hidratarla, por lo que se recomienda el uso de una crema hipoalergénica que tu pediatra recomiende para el después del baño.

 

     Lanugo

 

Se le llama lanugo, al vello fino y abundante que protege la piel del bebé en el útero y es más abundante en los bebes prematuros, aunque también lo presentan los bebés que nacen a su tiempo.

 

El lanugo se distribuye sobre todo el cuerpo, especialmente en las cejas, mejillas, hombros, espalda, brazos y piernas. Si tu bebé lo presenta, no te preocupes, porque éste se caerá al poco tiempo.

 

¿Cuándo desaparece este vello? desaparece en las siguientes semanas a su nacimiento, para ser reemplazado por el vello permanente, que puede tener un color totalmente diferente.

 

     Vérnix caseosa

 

      (Grasa en el cuerpo o cabello)

 

Es una sustancia blanquecina similar al queso, que cubre al bebé mientras está en el útero y tiene la función de mantener la temperatura del bebé, así como lubricar su piel.

 

Una vez que nace el bebé, el pediatra lo limpia y tú posiblemente sólo observes la vérnix que cubre su cabecita, siendo ésta la más difícil de eliminar.

 

Recomendación:

 

La vérnix se elimina en forma gradual y te recomendamos que no trates de insistir en retirarla en el primer baño, ya que no será posible y puedes llegar a lastimar a tu bebé.

 

     Milia

 

      (Puntos blancos o granitos en la cara)

 

Las glándulas de la piel producen grasa para su lubricación y se obstruyen; originando la milia o miliaria, la cual se observa como puntos blancos en la cara; sobre todo en la nariz. Es importante mencionar que desaparecerán de manera gradual al paso de los días con el aseo de la cara, lo cual puedes hacer con una esponjita o una toallita mojada únicamente con agua.

 

Recomendación:

 

No use jabón en la cara a menos que su pediatra lo indique.

 

     Ojos

 

Color: En general el recién nacido nace con un color de ojos azulado o gris azuloso, el cual no es su color definitivo. En general,  el color de los ojos de tu bebé se definirá alrededor de los tres meses, aunque puede cambiar hasta el año de edad.

 

Lágrimas: Con frecuencia el llanto del recién nacido carece de lágrimas porque las estructuras lagrimales son inmaduras. Las lágrimas se empiezan a producir al finalizar el primer mes de vida.

 

Vista: Aún cuando su vista es borrosa debido a que su sistema ocular no ha madurado, tu bebé puede observar objetos cercanos durante algunos segundos.

 

Tu bebé puede establecer contacto visual de 25 a 30 cm. (distancia que hay entre la cara de tu bebé y tus ojos mientras lo amamantas).

 

El recién nacido puede percibir caras, formas, colores y pronto empezará a mostrar preferencias visuales.

 

Recomendación:

 

Establece contacto visual para ayudarle a madurar la vista a una distancia menor de 30 cm.

 

     Nariz

 

Características: La nariz del recién nacido es pequeña, angosta y aplanada; por lo que es importante tenerla siempre permeable; es decir sin obstrucciones, ya que los bebés no saben respirar por la boca y lo aprenderán más adelante.

 

Estornudos: Los bebés recurren al reflejo del estornudo para retirar las obstrucciones. Lo cual será frecuente en las primeras semanas de vida. Por ejemplo, algún taponcito de moco.

 

Recomendación:

 

Tú puedes asegurarte de que la nariz de tu bebé está limpia, si el bebé respira con facilidad y su boca esta cerrada.

 

Obstrucción de la Nariz: Si observas que alguna secreción obstruye algún conducto de la nariz (narinas) no introduzcas ningún objeto para extraerlo. Lo más recomendable es que coloques dos gotitas de agua tibia (es importante que cuides la temperatura, probándola antes sobre la parte interior de tu antebrazo) en cada fosa nasal y después mantengas al bebé semi sentado; esto hará que la humedad ayude a desprender con más facilidad la secreción y cuando el bebé estornude, tú podrás retirar la secreción con un pañuelito sin lastimarlo.

 

El uso de las perillas será indicado por tu pediatra, quien te explicará cómo y cuándo utilizarlas.

 

     Labios

 

Los labios de un recién nacido suelen ser rosados y resulta impresionante la capacidad que tienen los bebés de realizar movimientos de succión en el momento en que se tiene cualquier tipo de contacto con sus labios.

 

En medio del labio superior se puede presentar una pequeña protuberancia llamada "cojinete de succión", la cual ya está presente desde la etapa fetal (embarazo) debido a que él ya succionaba desde ese momento. Esta protuberancia desaparecerá cuando aprenda a tomar su alimento sin necesidad de succionar.

 

Recomendaciones:

 

Si la coloración de los labios cambian de su tonalidad normal, ya sea a un color pálido o morado inmediatamente consulta a tu pediatra.

 

     Encías

 

En las encías y paladar se pueden presentar "Perlas de Epstein", las cuales son pequeñas manchas (quistes de queratina), que se sienten duras al tacto. Casi siempre desaparecen en unas cuantas semanas y no tienen importancia; estas perlas pueden confundirse con dientes y solo tu pediatra podrá establecer el diagnóstico.

 

Presencia de dientes al nacimiento: Estos casos suelen ser poco frecuentes y se presentan en el sitio de los incisivos centrales inferiores (los dientes del frente). Cuando el pediatra realiza una exploración de estos y tienen movilidad, se recomienda extraerlos para evitar que se los traguen. De esta manera, te recomendará consultar a un odontopediatra (dentista para los niños), quien los retirará sin lastimar a tu bebé.

 

Recomendaciones:

 

Si no hay movilidad del diente, es recomendable dejarlo y tomar algunas precauciones con respecto a la lactancia. Por ejemplo, el uso de un protector de silicón para el pezón que evitará lesiones cuando el bebé succione por la fricción del diente.

 

     Cuello

 

El cuello de un recién nacido es corto y con pliegues.

 

Debido a que el tono muscular no está bien desarrollado, el cuello no puede sostener el peso de la cabeza.

 

Recomendación:

 

Cuando cargues a tu bebé o lo cambies de posición, ten precaución de sostener su cabecita para que no realice movimientos bruscos que puedan lastimarlo.

 

     Tórax/ Mamas

 

Torax: El torax en el recién nacido es de forma cilíndrica y las costillas son flexibles, a menudo se observa una bolita o inflamación en el extremo inferior del esternón a la que se le llama “cartílago xifoides”. La cual será menos aparente después de algunas semanas cuando acumule más grasa en esta zona.

 

Mamas: Usted puede observar un discreto crecimiento de las mamas tanto en varones como en mujeres, esto puede presentarse alrededor del tercer día y es a causa de las hormonas maternas, situación que puede durar hasta dos semanas y es completamente normal.

 

Recomendación:

 

No aplique masajes en esta zona, el crecimiento que observa desaparecerá en pocos días.

 

     Abdomen

 

Es de forma cilíndrica y con cierto grado de debilidad o falta de fuerza de los músculos abdominales.

 

     Muñón Umbilical

 

El muñón Umbilicalal principio es blanco y gelatinoso y puede observar tres vasos sanguíneos (dos arterias y una vena), el cual se empezará a deshidratar y cambiará de color.

 

En general se caerá entre el 6° y 10° día. Y después observarás la salida de una secreción escasa por un par de días, con lo que concluirá el proceso de cicatrización.

 

Recomendación:

 

Te recomendamos no cubrir la zona con el pañal. Para lograrlo, puedes doblar el pañal, cortarlo en su parte delantera o bien comprar pañales especiales para esta etapa. Esto con la finalidad de que no se humedezca el muñón umbilical.

 

También te recomendamos que el baño de tu recién nacido sea breve para evitar el exceso de humedad en la zona.

 

Los cuidados principales consisten en lavar con jabón, enjuagar y secar perfectamente con gentileza; y de preferencia no aplicar ninguna sustancia como merthiolate blanco o alcohol, a menos que te lo indique tu pediatra.

 

     Brazos-Manos-Uñas

 

Los brazos se ven cortos y flexionados hacia su abdomen, mientras que las manos se encuentran cerradas o empuñadas en los primeros días.

 

Uñas:Son delgadas y filosas por lo que habrá que cortarlas con frecuencia.

 

Recomendación:

 

Hoy día existen cortauñas con lupa, especiales para esta etapa de los bebés.

 

Te recomendamos no cortar sus uñas con tus dientes, ya que puedes provocar alguna infección u honguito debido a las bacterias que tenemos en la boca.

 

      Genitales

 

Masculinos. Pene: de apariencia blanda, mide al momento del nacimiento, alrededor de 2.5 cm. de largo y 1cm de ancho. Prepucio: se adhiere al glande o cabeza del pene y puede retraerse para descubrir el meato urinario (conducto por el que sale la orina). Escroto: se observan del mismo tamaño ambas bolsas escrotales y discretamente inflamadas por efecto hormonal, son del color de la piel con arrugas diseminadas. Testículos: descendidos al momento del nacimiento, aún cuando no siempre están en el escroto.

 

Femeninos. Labios mayores: cubren a los menores, se puede observar un discreto edema o inflamación de los genitales que desaparece en unas horas. También se puede observar una secreción blanquecina escasa entre los pliegues de los labios mayores y menores, la cual es normal. En algunas ocasiones se puede presentar por tres días en promedio, a consecuencia de las hormonas maternas, una secreción sanguinolenta escasa; situación normal pero que deberás comentarle a tu pediatra.

 

     Piernas y pies

 

Las piernas tienen pliegues y generalmente están flexionadas hacia el abdomen en posición fetal y pasarán varios días para que adopten una postura más relajada.

 

     Postura

 

El bebé en los primeros días mantiene sus brazos y piernas flexionadas.

 

Depende de ti que lo ayudes para los cambios de posición y estos pueden ser tan variados como sea posible (boca arriba, boca abajo, de lado izquierdo o derecho), procurando que se hagan con delicadeza.

 

Recomendación: 

 

No olvides sostener la cabecita de tu bebé con una mano y su espalda con la otra, ya que fácilmente se puede caer o resbalar.

 

Nunca duermas al bebé boca abajo.

 

No te recomendamos el uso de almohadas; ya que pueden generar malas posturas en su columna vertebral.

 

Te recomendamos mantener a tu bebé en un plano de inclinación de 30 grados aproximadamente. Es decir, manteniendo la cabecita ligeramente hacia arriba.

La Leche Materna es el mejor alimento para su bebé.