Cuidados Generales del Bebé

Cuidados Generales del Bebé


Dientes

 

El tiempo en que salen los dientes varía mucho de un bebé a otro. Por lo general, los primeros dientes comienzan a salir entre los 6 y 8 meses y alrededor de los 3 años completan su dentición primaria "dientes de leche" (20 piezas la cual forma la primera dentadura). De ahí la importancia de cuidar su boca desde que nacen.

 

 

Cuidados generales del bebé - Dientes del bebé

 

 

  • En las encías y paladar se pueden presentar "Perlas de Epstein", pequeñas manchas (quistes de queratina), se sienten duros al tacto, casi siempre desaparecen en unas cuantas semanas y no tienen importancia, estas perlas pueden confundirse con dientes y solo tu pediatra podrá establecer el diagnostico.

 

  • Presencia de dientes al nacimiento: Estos suelen ser poco frecuentes en el sitio de los incisivos centrales inferiores (los dientes del frente). Si a la exploración por tu pediatra, éstos tienen movilidad, se recomienda extraerlos para evitar que se los trague, para lo cual deberás de consultar a su odontopediatra (dentista para los niños).

 

Recomendaciones:

 

Si no hay movilidad del diente se dejará y solo habrá que tomar algunas precauciones con respecto a la lactancia; por ejemplo el uso de un protector para el pezón de silicón que evitará lesiones cuando el bebé succione por la fricción del diente.

 

Dientes

Cuándo salen (aproximadamente).

INFERIORES

2 Incisivos centrales (dientes centrales)

6 – 7 meses

2 Incisivos laterales (dientes laterales)

9 – 12 meses

2 Primer molar (1ra. muela)

12 – 18 meses

2 Caninos (colmillos)

18 – 24 meses

2 Segundo molar (2da. Muela)

2 – 3 años

SUPERIORES

2 Incisivos centrales (dientes centrales)

7 – 8 meses

2 Incisivos laterales (dientes laterales)

10 – 12 meses

2 Primer molar (1ra. muela)

12 – 18 meses

2 Caninos (colmillos)

18 – 24 meses

2 Segundo molar (2da. Muela)

2 – 3 años

 

Síntomas de dentición

 

Algunos de los síntomas más frecuentes en tu bebé serán:

 

  • Se encuentra molesto e irritable.

 

  • No tiene apetito y le cuesta conciliar el sueño.

 

  • Todo se lo lleva a la boca con la intención de morderlo, ya que le dará mucha comezón en sus encías.

 

  • ¿La fiebre es otro síntoma de la dentición? Se tiene la creencia de ser un síntoma, pero la realidad es que durante esta etapa, tu bebé tiende a llevarse todo lo que encuentre en su camino a la boca, por lo que estos objetos a su vez pueden tener toda clase de bacterias que le provoquen una infección estomacal. De ahí es donde se atribuye la fiebre y será necesario consultar a tu pediatra.

 

Recomendación:

 

  • Para aliviar sus molestias puedes ofrecerle mordederas con texturas, pueden ser con bolitas, rayitas, lisas; pero con un material duro.

 

  • Vigila los objetos que se lleva a la boca, ya que pueden estar sucios y algunos provocarle lesiones (cortarlo), o ser objetos tóxicos.

 

  • Para dudas específicas respecto a la erupción dental, te recomendamos consultar a tu pediatra u odontopediatra.

 

Cuidado dental

El cuidado dental en casa debe incluir lo siguiente:

 

1. En General

 

  • Aséalo diario, no importa en qué momento, siempre que sea después de comer, sobre todo cuando es más grande.

     

  • Presta especial atención en el cepillado de la noche, que es el más importante por el tiempo de exposición del diente con los residuos de los alimentos.

     

  • Nunca dejes que tu hijo se duerma con el biberón ya sea con leche, jugo u otra bebida dulce ya que toda bebida dulce es la principal causa de caries por biberón; una de las principales complicaciones de salud bucal en esta etapa.

     

  • Procura utilizar una fórmula que no contenga algún endulzante, ya que a esta edad puedes atrofiar su sentido del gusto acostumbrándolo a alimentos demasiado dulces; provocando malos hábitos alimenticios además de caries.

 

2. Antes del primer diente

 

  • El enemigo número uno de la boca es la placa bacteriana. Mientras el bebé no tiene dientes esta placa no existe. Aún así, no está de más eliminar los restos del alimento que se adhieren a las papillas gustativas (en la lengua) y en las encías con una gasita húmeda (se pasa con suavidad).

 

  • Esta sencilla acción asegura una adecuada higiene bucal además de la formación de hábitos higiénicos adecuados.

 

3. Las primeras piezas

 

  • Se pueden limpiar con una gasa enrollada alrededor de tu dedo sin frotar o con un cepillo especial para bebés (pequeño, redondeado, de cerdas suaves) y agua. También será importante limpiarle su lengua con delicadeza.

 

  • Todavía NO se usa pasta dentífrica

 

4. Primer año

 

  • Para esta edad, si aún seguías utilizando una gasita, es hora de sustituirla por un cepillo de mango cómodo, cabeza pequeña y cerdas suaves.

 

  • Basta cepillar los dientes con agua, por ambas caras más la superficie triturante.

 

  • En caso de que tu niño quisiera usar pasta, usa una que contenga fluoruro y que sea especial para niños, la cantidad adecuada no debe ser superior al tamaño de una lenteja, ya que puede tragarse la mayor parte.

 

  • Quizá tengas que probar con varías pastas hasta encontrar una que le sea agradable a tu niño.

 

  • Cuida la alimentación de tu hijo: los caramelos y dulces hay que limitarlos, sobre todo los masticables o los que se adhieren a los dientes como es el caso de los almidones Ej. galletas, pastas, pan, etc.

 

  • Cepilla los dientes 3 veces al día. Prestando mayor atención al cepillado de la noche.

 

5. Entre 18 meses y 2 años.

 

  • En caso de que tu niño quisiera usar pasta, usa una que contenga fluoruro, y que sea especial para niños, la cantidad adecuada no debe ser superior al tamaño de una lenteja, ya que puede tragarse la mayor parte.

 

  • Cuida la alimentación de tu hijo: los caramelos y dulces hay que limitarlos, sobre todo los masticables y los que se adhieren con facilidad a los dientes como es el caso de los almidones: galletas, papas, plátano, entre otros.

 

  • Cepíllale los dientes 3 veces al día. Prestando mayor atención al cepillado de la noche.

 

  • El cepillo deberás cambiarlo cada 3 meses.

 

  • Es probable que tu niño quiera participar del momento del cepillado. Puedes permitírselo, pero será necesario que al final tú le ayudes a cepillarlos correctamente. A partir de los 6 años puedes dejarlo sólo, asegurándote de que lo está haciendo de manera adecuada. Ocasionalmente hacer una supervisión de la técnica será recomendable.

 

  • Una vez que el niño complete su dentición primaria (20 piezas la cual forma la primera dentadura), deberás acudir con el odontopediatra para su primera valoración y el especialista te indicará con que frecuencia deberás visitarlo.

 

Técnica de cepillado

 

En las primeras cuatro semanas:

 

  • Se recomienda el aseo bucal con una gasita previamente humedecida en agua tibia.

     

  • Deberás lavarte las manos con agua y jabón y de preferencia con las uñas cortas para no lastimarlo.

     

  • Con ayuda de una gasita previamente humedecida enrollada en el dedo índice, realizar la higiene de la boca de la siguiente forma: Movimientos rectos de atrás hacia el frente sobre las encías de ambos lados iniciando del lado derecho-superior, izquierdo-superior, izquierdo-inferior y derecho-inferior.

     

  • Finalmente, limpiar la lengua con tres movimientos suaves de atrás hacia delante con la precaución de no introducir demasiado la gasa ya que puedes provocarle el reflejo de náusea

 

Después de la 4ta. semana, puedes sustituir la gasita por un cepillo en forma de dedal especial para recién nacidos y hasta los dos años de edad, cuando cambiará al cepillo infantil.

 

IMPORTANTE: la técnica a seguir es la misma con el uso de gasa o con el cepillo dedal.

 

 

Cepillo de Dientes:

 

Características: Mango cómodo, cabeza pequeña y cerdas suaves.

 

  • Puedes elegir un modelo que incorpore un muñequito en el mango para hacer más amena la tarea.

  

  • El cepillo deberás cambiarlo aproximadamente cada 3 meses.

 

Visitas al dentista

 

En general te recomendamos tu primera visita cuando complete su dentición primaria (20 piezas la cual forma la primera dentadura) o antes si surge alguna duda con respecto al proceso normal de erupción, para que te oriente sobre los cuidados dentales.

Después, las revisiones deben hacerse a partir de los 3 años, cada 6 meses para evitar la aparición de futuros problemas.

 

Chuparse el dedo

 

El chuparse el pulgar durante un periodo prolongado puede provocar dientes chuecos o problemas al morder.

Tu odontopediatra te puede sugerir formas de poner fin al hábito prolongado de chuparse el dedo.

 

Caries

 

Como muchos otros padecimientos, la prevención es nuestra mejor arma contra la caries, así que considera las siguientes recomendaciones:

 

  • Es muy importante no acostar a tu bebé con un biberón que contenga algún líquido dulce, pues además de dañar sus dientes, el líquido por la posición puede penetrar en su oído medio y provocarle una infección. Además, está comprobado que la incidencia de otitis (inflamación del oído) en niños que toman su biberón acostados es más alta, pues el movimiento de succión provoca que los líquidos pasen de la garganta al oído a través de una trompa que los comunica (trompa de Eustaquio).

     

  • Nunca debes ponerle miel al biberón o a los chupones.

     

  • Procura que tu bebé tenga una alimentación balanceada y evita que coma azúcares refinados (que contienen los dulces, pasteles, chocolates, etc.)

     

  • Se recomienda enseñarle a tomar de su vaso entrenador a partir del 11° o 12° mes.

     

  • Visita al dentista cuando a tu hijo le salga su primer diente; es importante que comiences a cuidarlos a partir de entonces para prevenirle futuros problemas y formarle un buen hábito de limpieza.

     

  • Tu dentista u odontopediatra (para niños) le enseñará cómo cepillarse los dientes; cuánta pasta dental debes usar (la cantidad recomendada es menor al tamaño de una lenteja, pues el exceso causa manchas blancas o pueden tragársela). Así como el cepillo adecuado para su edad.

     

  • No olvides visitar al dentista con tu bebé cada seis meses. 

 

La Leche Materna es el mejor alimento para su bebé.